La propuesta

Mirada Prosocial es un canal de divulgación científica y periodística para aprender a analizar el mundo desde una nueva mirada, no sólo positiva, sino sobre todo transformadora.
Los comportamientos prosociales potencian la creatividad, autonomía e identidad de las personas involucradas en el intercambio comunicativo.


La Prosocialidad Aplicada es una escuela de pensamiento creada por Robert Roche y la red internacional LIPA (Laboratorio de Investigación Prosocial Aplicada). Nació en la Universidad Autónoma de Barcelona y actualmente trabaja con entidades y profesionales de diferentes universidades e instituciones de Latinoamérica y Europa.

Lo Prosocial es lo contrario de lo antisocial, y se refiere a aquellas acciones de ayuda que benefician a otros sin esperar una recompensa material. El criterio de calidad de la ayuda es siempre el otro y una acción de ayuda para que sea prosocial no puede generar dependencia, subvaloración, pérdida de identidad o autoestima.

La prosocialidad aplicada (LIPA NET) dota a la inteligencia emocional de la dimensión de la otredad, fundamental para que la inteligencia emocional siempre vaya de la mano de la empatía. Sin empatía, podríamos educar a personas antisociales altamente inteligentes emocionalmente, que usaran esta inteligencia para manipular y poseer.

Solo como ejemplo: no olvidemos que los agresores de violencia machista son muy inteligentes emocionalmente, conocen las claves emocionales necesarias que les permite manipular, poseer, doblegar. La educación emocional necesita de la prosocialidad para caminar con dos piernas. Una vida es más inteligente si se vive y mira en clave prosocial.

La buena noticia es que la prosocialidad se puede aprender y entrenar en cualquier contexto, e incluso en edad adulta.


Conferencias y workshop:

¿quieres conocer qué beneficios aporta la prosocialidad a tu contexto?